4 Sugerencias para una huella tecnológica más saludable

abril 22, 2014
Salt Lake City, UT

4 Sugerencias para una huella tecnológica más saludable

Mantenerse saludable requiere un esfuerzo consciente, un plan, consistencia y, de vez en cuando, es posible que sea necesario realizar una reevaluación para asegurarse de que se está recalibrando cuando sea necesario. No se preocupe, la nutrición y la perfección física no son posibles, pero el progreso sí lo es. Los principios básicos para la salud y el bienestar se pueden aplicar a muchas áreas de la vida y los negocios. ¿Qué hay de la salud de la tecnología en su empresa? A continuación, se ofrecen algunos consejos para volver a encarrilarse y redefinir su régimen.

Haga un inventario intrépido de la tecnología que consume a diario: Como profesional de los negocios, su objetivo es aumentar la eficiencia, brindar servicio a sus clientes y crear valor. Es posible que no tenga las mejores herramientas para hacer eso. O tal vez tenga demasiadas herramientas, nunca lo sabrá hasta que eche un vistazo a lo que usted y todos los demás en la empresa están usando para hacer su trabajo.

Cuidado con la moda: Al igual que en las nuevas dietas o programas de bienestar, las nuevas tecnologías deben evaluarse antes de la inversión de tiempo y recursos. Existe una delgada línea entre la adopción temprana de una tecnología de vanguardia y simplemente los esfuerzos agotadores para configurar algo y aprender a usarlo, solo para descubrir que el valor no se entrega.

El hecho de que pueda, no significa que deba: Demasiadas veces vemos un apetito tecnológico que intenta aprovechar y utilizar cada aspecto de la tecnología. Este tecno-hinchado atascará su práctica, complicando demasiado el proceso de trabajo y la calidad de las interacciones con sus clientes.

Poder en simplicidad: A menudo, las soluciones más poderosas son las más simples. No se equivoque, una tecnología simple y poderosa es mucho más difícil de lograr que empaquetar cada función, perilla y widget en algo. Esto se aplica a su plan de acondicionamiento tecnológico: debería haber un pensamiento y una estrategia detrás, pero ser conciso. Resista la tentación de complicar demasiado.